4 verdades sobre tener plantas en el dormitorio

Hoy recordamos uno de los mitos más extendidos sobre las plantas, el de que es peligroso tenerlas en el dormitorio porque por la noche consumen oxígeno y liberan dióxido de carbono.

La realidad es que, si bien las plantas invierten su ciclo de respiración por las noches, el consumo de oxígeno es ínfimo, no suponiendo ningún tipo de competencia para nuestros pulmones. Si lo vemos en perspectiva, el consumo de oxígeno de una persona es mucho más elevado y son muchos los que comparten habitación cada noche con una o más personas.

Por esta razón, hoy quiero compartiros 4 verdades sobre tener plantas en el dormitorio y lo mucho que nos aportan, más allá de ser un elemento decorativo en sí:

  1. Limpian, purifican y oxigenan el aire

Aunque pase desapercibida a menudo, la respiración y en concreto el oxígeno es el principal combustible de nuestro cuerpo, permitiendo su correcto funcionamiento.

Durante el día, las plantas consumen el CO2 del aire y lo convierten en O2, por tanto, oxigenan el aire, mejorándolo.

Además, gracias a la fotosíntesis, absorben partículas contaminantes y polvo en suspensión, limpiándolo y purificándolo.

  1. Relajación y calma el mejor bálsamo para un buen descanso

Cuando entramos en un dormitorio decorado con plantas, automáticamente nos conectamos con la naturaleza, fomenta la relajación y la calma, además de llenar el espacio de belleza y de vida.

Bien utilizadas, las plantas nos ayudan a equilibrar y liberar las tensiones y las emociones acumuladas a lo largo del día, fomentando la relajación y tranquilidad, el estado idóneo para conseguir un sueño reparador.  

  1. Reducen las radiaciones electromagnéticas

Las plantas en general, y en especial las de formas más puntiagudas, actúan como antenas, atrayendo y absorbiendo las radiaciones electromagnéticas. A pequeña escala, son como los árboles que atraen los rayos.  

Este beneficio es especialmente interesante en la zona del dormitorio, pues nos protege de estas radiaciones, favoreciendo un mejor descanso, lo que a la larga se traduce en mejor salud.

  1. Equilibran el ambiente

En cada estancia, las plantas actúan de forma inteligente, generando una especie de microclima, tendiendo a equilibrar la humedad del ambiente, la temperatura, amortiguando los sonidos e incluso absorbiendo malos olores.

En TRSO integramos las plantas como parte del diseño y decoración de cada estancia. Creemos en su efecto equilibrante y relajante para las personas y las utilizamos siguiendo la técnica del Feng Shui y el método Skogluft para que te puedas beneficiar al máximo de todos sus beneficios.

Ir arriba